martes, 7 de noviembre de 2017

2017 - El concepto de resiliencia en la OTAN y en la UE: Espacio para la cooperación.


El concepto de resiliencia en la OTAN
y en la UE: Espacio para la cooperación
                                              por    José Luis Pontijas Calderón
                             Coronel de Artillería DEM
                                    Doctor en Economía Aplicada (UAH)
                     Analista del IEEE


Este artículo fue autorizado a publicarse en el blog del Grupo Nottingham-Malvinas por  el Instituto Español de Estudios Estratégicos (CESEDEN Ministerio de Defensa, Po Castellana 61, 28071.Madrid). Agradezco especialmente al Sr. Ma José Campillo García (Analista) y a Belén de Vicente.
    
RESUMEN
La resiliencia es un concepto que está en boga y sobre el que la OTAN y la Unión Europea están focalizando sus esfuerzos. Ambos enfoques pudieran parecer en principio divergentes, ya que la OTAN enfatiza la necesidad de que la resiliencia debe garantizar el empleo eficiente de sus medios militares que estén operando, mientras que la UE posee un enfoque más amplio y a la vez solidario, que abarca los estados de su entorno geoestratégico, considerando a la sociedad civil en su conjunto.

Sin embargo, ambos pueden resultar complementarios y existe un amplio margen para la sinergia que se obtendría de la cooperación mutua, de la que ambas organizaciones saldrían netamente beneficiadas

INTRODUCCIÓN
A nadie se le escapa hoy en día que la “resiliencia” es un concepto que está en boga, provocado por la multitud de amenazas y desafíos a los que se enfrentan (o se podrían enfrentar) las sociedades, organizaciones y estados en la actualidad. Esas amenazas y desafíos ponen a prueba, no solamente la capacidad de las instituciones nacionales y de las organizaciones para enfrentarse a los mismos, además, ponen a prueba la sociedad misma.
Tanto la OTAN como la Unión Europea (UE) han puesto el foco sobre la problemática que entraña la resiliencia, si bien la primera de manera más tardía. Así, los primeros documentos que tratan sobre resiliencia como tal en la UE se comenzaron a producir en el 2012, si bien los fundamentos de los mismos provienen incluso de 2009[1]. Por su parte la OTAN ha tardado más en reaccionar, concretamente hasta julio de 2016 en la cumbre de Varsovia, donde los jefes de estado y de gobierno de la Alianza emitieron un comunicado en el que se comprometían a “continuar a impulsar… la resiliencia contra es espectro total de amenazas, incluyendo la amenaza hibrida, desde cualquier dirección. Resiliencia es una base esencial para una disuasión creíble…”.
Sin embargo, el enfoque de ambas organizaciones difiere en el fondo y en los objetivos, aunque ambos pueden ser complementarios.

EL ENFOQUE DE LA UNIÓN EUROPEA
Quizás lo primero que habría que decir es que la UE considera que “la construcción de la resiliencia es una responsabilidad individual de cada gobierno nacional y en consecuencia, definir las prioridades políticas, económicas, sociales, medioambientales[2]. Es pues y ante todo, una responsabilidad nacional, si bien, la UE reconoce que su papel a desarrollar más importante es promocionar, facilitar y apoyar el estudio y discusión sobre amenazas híbridas y de esa manera, incrementar la concienciación de la población y los gobiernos[3]. Pero también puede utilizar otras herramientas, como su potencial económico para disminuir las vulnerabilidades individuales en dicho campo, incluyendo los aspectos relacionados con la seguridad energética. Además, no podemos olvidar un aspecto muy importante de la resiliencia, como es la comunicación estratégica, donde el peso de la UE puede ser determinante para contrarrestar la influencia negativa de la amenaza sobre la población, en este fundamental y determinante dominio.

La UE define  la “resiliencia” como “la capacidad de un persona, de un hogar, una comunidad, una nación o una región para hacer frente, gestionar, adaptarse y recuperarse rápidamente para recuperarse de tensiones y shocks tales como la violencia, el conflicto, sequías y otros desastres naturales sin comprometer el desarrollo a largo plazo[4]. Dicha definición se amplió en la nueva Estrategia Global de la UE afirmando que es “un amplio concepto que abarca todos los individuos, el total de la sociedad… democracia, confianza en las instituciones y desarrollo sostenido, y la capacidad de reformar[5]. Este enfoque tiene una amplia repercusión, ya que engloba:
-         La adaptabilidad de estados, sociedades, comunidades e individuos a presiones políticas, económicas, ambientales, demográficas y sociales, para mantener el progreso hacia los objetivos de desarrollo nacional.
-         La capacidad del estado para construir, mantener o restaurar sus funciones fundamentales, de manera que se asegure el funcionamiento democrático, el imperio de la ley, los derechos humanos y se promueva un ambiente inclusivo de seguridad y progreso.
-         La capacidad de las sociedades, comunidades e individuos para gestionar oportunidades y riesgos de manera estable y pacífica, y de construir mantener y restaurar el sustento frente a grandes presiones.
La UE reconoce la resiliencia, no como un fin en sí mismo, sino como un proceso que asegura el desarrollo y del que a su vez, se alimenta. Su enfoque es doble, ya que, por un lado trata de impulsar la resiliencia de terceros estados en su entorno geográfico (Mediterráneo, SAHEL, Próximo Oriente …) y por otro, fortalecer la resiliencia interna de la Unión, mediante el fortalecimiento de sus instituciones y la de sus Estados miembro.
Para ello, ha desarrollado lo que podríamos definir como todo un cuerpo doctrinal (cuyo producto es el Plan de Acción para Resiliencia 2013-2020) que guía su acción exterior y que ha fraguado en la reciente promulgación de la Comunicación Conjunta del Parlamento y el Consejo “Un Enfoque Estratégico sobre la Resiliencia en la Acción Exterior de la UE”, de junio de 2017.
La UE considera la resiliencia como un objetivo central, íntimamente relacionado con el desarrollo y la asistencia humanitaria (de todos es sabido la importancia que la UE concede al que considera indisoluble binomio seguridad-desarrollo). Pero la asistencia humanitaria, aun siendo considerada como vital, está destinada a hacer frente a situaciones de emergencia y por lo tanto, de corta duración. Resultaría imposible ayudar a todo el que lo necesita, por largos periodos de tiempo. Por lo tanto, es necesario complementar dicha asistencia con el apoyo a la creación y reforzamiento de la resiliencia de dichas poblaciones, para que sean capaces de afrontar y recuperarse de los shocks, por sí mismos.

Para ello, la UE intenta implantar el denominado “paradigma de la resiliencia”. Dicho paradigma, propugna que la resiliencia se debe preparar con antelación para, llegado el caso de la convulsión o crisis, poder afrontarla con éxito y recuperarse cuanto antes, para retomar el ritmo de evolución anterior a la disrupción.
En la figura podemos apreciar las tres fases fundamentales que se deberían desarrollar en un proceso de crisis en el que la resiliencia entra en funcionamiento. Durante la primera fase se debe “preparar” a la sociedad para aumentar su resiliencia en el más amplio espectro de campos posible (infraestructuras, seguridad, derechos humanos, imperio de la ley, acceso ecuánime a recursos, instituciones políticas representativas e inclusivas, comunicaciones, abastecimiento, energía, etc).
Una vez que se produce el shock, el desarrollo normal se trunca y disminuye drásticamente la evolución del desarrollo. En ese momento es cuando se deben poner en marcha los recursos previstos con anterioridad, para poder hacer frente a la situación, adaptándose al desafío. Por último, en la tercera fase, se debería ir produciendo una recuperación paulatina, tendente a alcanzar cuanto antes los niveles perdidos antes del shock. Evidentemente, cuanto mejor y más exhaustiva sea la preparación previa, más rápida y mejor será la recuperación. Así, el concepto de resiliencia es bidimensional: por un lado se trata de aumentar la fortaleza para resistir mejor las tensiones y convulsiones, y por otro lado también conlleva la capacidad para recuperarse con rapidez.
Todo esto exige una estrategia multidimensional y una amplia perspectiva que, por un lado reduzca los riesgos, y por otro facilite una adaptación que impulse cuanto antes la recuperación.
En este sentido, es evidente que el aumento de la resiliencia entraña per se una reducción de la vulnerabilidad, algo en lo que coincide netamente con el planteamiento de la OTAN, como veremos más adelante.
Pero la UE también se preocupa, y mucho, de la resiliencia interna de sus Estados miembro. La Comisión está llevando a cabo un trabajo extenso y continuo, en el que trata de identificar los elementos que pudieran estar en riesgo dentro de la Unión (infraestructuras críticas, comunicaciones, instituciones, opinión pública, energía, y un largo etc).

Prueba de ello es la exigencia que la Comisión lanzó a sus Estados miembro el 19 de septiembre pasado, para que apoyaran el desarrollo de proyectos de ciberdefensa en el marco de la Cooperación Estructurada Permanente (PESCO en sus siglas en ingles) y utilizando los fondos europeos de defensa.
Podemos afirmar por lo tanto, que el objetivo de la resiliencia en la UE entraña de manera muy importante una faceta solidaria, al promoverla no solamente en el interior de la Unión, sino también en el exterior, convencidos de que la exterior redundará en beneficio de la interior, al promover sociedades pacíficas e inclusivas en nuestro entorno, que sean capaces de producir su propio desarrollo sostenido, confiando en que así se reducirán drásticamente los conflictos violentos en el seno de las sociedades.
La UE presta especial importancia a “la prevención”, tratando de evitar que la crisis se produzca, y a “la preparación”,para garantizar la gestión de los efectos del acontecimiento. En este último aspecto, la gestión, se pone especial empeño en mejorar la gobernanza estructurada para la gestión de catástrofesa nivel local y regional.
De esta manera, hay tres elementos comunes que la UE intenta implementar en los países y regiones consideradas más vulnerables, para que estos mejoren y refuercen su resiliencia[6]:
-  Anticiparse a las posibles crisis mediante la evaluación de riesgos, estableciendo sistemas de alerta precoz y estrechando el vínculo entre la información adquirida y la elaboración y toma de decisiones a nivel nacional y regional.
-        Prestar especial atención a la prevención y la preparación, abordando las causas profundas de la fragilidad y la vulnerabilidad mediante un exhaustivo análisis de riesgos[7].
-    Mejorar la respuesta a la crisis, mediante la elaboración de un marco analítico conjunto que, además de detectar las causas profundas, detecte también la incidencia sobre los grupos de población más afectados, evaluando las intervenciones, identificando los ámbitos en los que se maximizaría el impacto, definiendo prioridades estratégicas a corto y largo plazo y divulgando la experiencia adquirida en proyectos exitosos[8].
Estos tres vectores deben materializarse mediante planes de implementación concretos e individualizados para cada caso concreto.
Como sabemos, la mayoría de las grandes crisis abarcan varios países, por lo que precisan de iniciativas transfronterizas que refuercen la capacidad de las organizaciones regionales. Esto además fomenta la integración regional, que es uno de los objetivos de la acción exterior de la Unión.
A la vista de todo lo dicho, se puede afirmar que la UE tiene una idea bastante clara de lo que significa la resiliencia (involucrando a las sociedad en su conjunto) y de cómo gestionar su puesta en funcionamiento, mejora y refuerzo. Esta situación se ve potenciada por la experiencia que adquiere día a día en los diferentes escenarios en los que presta su ayuda en África, Asia, Iberoamérica y el Pacífico[9].
Pero no podemos olvidar, que la complejidad político-administrativa de la UE ralentiza el proceso de legislación y tomas de decisión (la necesidad de aprobación por consenso ha producido un sistema que al final solo permite adoptar decisiones colectivas basadas en la lógica del mínimo denominador común), lo que tiene una incidencia directa sobre las medidas que la UE desea implementar para aumentar la resiliencia de sus instituciones y de los Estados miembro[10].

EL ENFOQUE DE LA OTAN
El primer artículo que nos viene a la mente cuando mencionamos la OTAN, es sin duda el artículo 5, la defensa territorial de los miembros de la Alianza. Sin embargo, olvidamos a menudo los artículos 2 y 3, que en el momento actual revisten especial importancia:

Artículo 2

Las Partes contribuirán aun mejor desarrollo de las relaciones inter-nacionales pacíficas y amistosas reforzando sus instituciones libres, asegurando una mejor comprensión de los principios en los que se basan estas instituciones y promoviendo las condiciones adecuadas que favorezcan la estabilidad y el bienestar. Tratarán de eliminar conflictos en sus políticas económicas internacionales y estimularán la colaboración económica entre varias o todas las Partes.

Artículo 3

A fin de lograr más eficazmente la realización de los fines del presente Tratado, las Partes, actuando individual y conjuntamente de manera continua y efectiva mediante la aportación de sus propios medios y prestándose asistencia mutua, mantendrán y acrecentarán su capacidad individual y colectiva de resistir aun ataque armado.

A la vista ambos artículos, casi podríamos afirmar que, de alguna manera desde su fundación, la OTAN ya consideraba la resiliencia como un principio importante, en el que el bienestar, el desarrollo, el reforzamiento de las instituciones libres y su compresión, contribuían a acrecentar su capacidad individual y colectiva de resistir un ataque armado. Aunque de manera indirecta y sin enunciar directamente el concepto, algunas de las ideas fundamentales sobre resiliencia ya estaban contempladas en el Tratado de Washington (Abril de 1949): la idea de que la fortaleza de la Alianza también reposa sobre la solidez de las instituciones civiles de cada uno de sus miembros.Sin embargo, nada se avanzó en dicho terreno hasta el StrategicForesightAnalysis de 2015[11], que señaló la cuestión de la resiliencia en las zonas urbanas como una cuestión clave para la Seguridad Nacional, al analizar la demografía de la creciente concentración de la población en las ciudades.
No fue hasta la cumbre de Varsovia de Julio de 2016, cuando fue adoptado el denominado “Compromiso para Impulsar la Resiliencia”[12], en el que los jefes de estado y de gobierno de la Alianza se comprometieron a “continuar impulsando … la resiliencia contra todo el espectro de amenazas, incluidas las híbridas, que vengan desde cualquier dirección”. Además, en dicho compromiso se afirma que “La Resiliencia es una base esencial para una disuasión y defensa creíbles y para el cumplimiento efectivo de las tareas fundamentales de la Alianza”.
Así pues, la OTAN considera la resiliencia y la disuasión como las dos caras de la misma moneda. La disuasión abarcaría la dimensión militar, mientras que la resiliencia se focalizaría fundamentalmente sobre la dimensión civil, en cuanto a su papel para facilitar a la militar el cumplimiento de sus tareas fundamentales, de su misión. En pocas palabras, la OTAN se ha dado cuenta que reducir la vulnerabilidad de la sociedad refuerza la disuasión, reduciendo a su vez la probabilidad de un ataque, por lo que la resiliencia ha pasado a ser una tarea estratégica.
Si bien la OTAN no ha definido específicamente el concepto de resiliencia, de manera tácita se entiende como “la habilidad de una comunidad, servicio, área o infraestructura para detectar, prevenir y, si fuera necesario, resistir, gestionar y recuperarse de un desafío disruptivo[13]. En esta definición podemos ver que la resiliencia se refiere no solamente a entidades físicas, como pueden ser las infraestructuras, sino también al conjunto de la sociedad.
Dicha sociedad, debe estar en condiciones de recuperarse cuanto antes del shock. Para ello, la sociedad no solamente debería estar en condiciones de absorber y gestionar el shock, además debe estar en condiciones de aprender para adaptarse y evitar la posibilidad otros futuros. Queda claro pues, que la resiliencia no es simplemente un objetivo, es a la vez un proceso y una estrategia a adoptar, porque se debe diseñar para cada caso, evaluando, sosteniendo e inyectando recursos dentro del sistema, para mantenerlo en funcionamiento y adaptarse a su evolución.
Algunos académicos del entorno de la OTAN incluso sostienen que la resiliencia debe abarcar la cultura, las aptitudes y los valores de una organización, y que debe incluir un cambio hacia un nuevo espíritu de defensa, que conlleva forzosamente la formación de nuestras élites políticas y sociales, para que esté cubierto el “aspecto psicológico” de la resiliencia[14].
La resiliencia es por tanto, una tarea que cada nación de la Alianza debe atender con esmero para asegurar su eficiencia militar frente a las nuevas amenazas. Es una obligación individual de cada Estado miembro, como lo es el estar dotado de unas fuerzas militares interoperables (coincidencia importante con la UE).
Resulta curioso, que la respuesta de la OTAN ante la amenaza de la “nueva Rusia” haya sido el denominado ReadinessAction Plan (RAP), cuya pieza fundamental es la Very High ReadinessJointTaskForce (VJTF), que no es sino una respuesta convencional a una amenaza híbrida, a pesar de no haber descuidado otros campos importantes, como la cyberseguridad.
Pero la Alianza también es consciente de que el objetivo fundamental de la guerra hibrida es destruir o impedir el funcionamiento efectivo de las sociedades, para lo cual, se precisan nuevos enfoques, donde lo militar siga siendo relevante, pero donde muchos requerimientos críticos serán civiles[15]. Y este es precisamente uno de los talones de Aquiles que preocupa a la OTAN, porque, debido al progresivo recorte en los presupuestos de defensa de las últimas décadas, una parte muy importante de los recursos militares han sido sustituidos por recursos civiles o gestionados por civiles (transporte, mantenimiento, infraestructuras, alimentación, apoyo sanitario, etc). Se estima que dichos recursos no serían capaces de soportar ataques o disrupciones graves (en este punto no podemos olvidar que las organizaciones civiles, sindicales, políticas, sociales, etc, pueden jugar inconscientemente un papel disruptivo determinante).
Ante la enorme panoplia de nuevas amenazas, los organismos estatales tienen un papel muy reducido a la hora de proteger a todos estos recursos civiles que apoyan a los medios militares, lo que ha aumentado la vulnerabilidad de estos últimos ante ataques externos y disrupciones internas.
Hasta ahora, la OTAN se ha venido focalizando en aquellas capacidades fundamentales que permitirían a un estado funcionar de manera efectiva en términos generales. Es decir, la Alianza trata de salvaguardar las entidades gubernamentales, junto con los servicios esenciales que ayudan a proteger a la población y garantizar su apoyo a las operaciones militares, que a su vez, estarán apoyadas en gran medida por recursos civiles fiables. Con este objetivohan sido identificadas siete grandes áreas críticas en el denominado “Compromiso para impulsar la resiliencia” (Commitment to enhance resilience), adoptado en la citada cumbre de Varsovia bajo el nombre de “Requrimientos mínimos de la OTAN para la Resiliencia Nacional” (NATO Baseline requirements for National Resilience):

  • -         Continuidad del Gobierno
  • -         Suministros de energía
  • -         Servicios de comunicaciones civiles
  • -         Abastecimientos de comida y agua
  • -         Capacidad para gestionar grandes movimientos de población
  • -         Capacidad para gestionar gran número de víctimas (heridos y muertos)
  • -         Sistemas de transporte civil
La función de la OTAN sería la de ayudar a especificar los requerimientos, orientando y coordinando esfuerzos. Pero la implementación es una responsabilidad únicamente nacional y que se podría desglosar en seis tareas fundamentales:
-         Dedicar recursos humanos (y tiempo) en evaluar las vulnerabilidades nacionales (redes cibernéticas, infraestructura de comunicaciones, infraestructura de suministro energético, etc)
-         Desarrollar una política cuyo objetivo sea el planeamiento y la gestión de la resiliencia de manera coherente y que abarque el más amplio espectro posible de áreas, incluyendo la población, mediante la creación del “espíritu de defensa”.
-         Modificar la legislación para permitir más flexibilidad de actuación a los gobiernos ante crisis, evitando la separación “blanco-negro” entre guerra y paz.
-         Mejorar la habilidad de las empresas civiles para enfrentarse a crisis, pero sin restringir su libertad de acción.
-         Revisar y poner al día los documentos de planeamiento, teniendo en cuenta las nuevas amenazas.
-         Establecer contacto con otras organizaciones afines para coordinar la acción (evidentemente el candidato más posible es la UE)
Como hemos visto, hasta ahora la OTAN ha impulsado un enfoque más pragmático respecto a la resiliencia y desde luego, no tan solidario como el de la UE. Si bien coincide con esta en que el objetivo de la misma debe ser la sociedad civil, lo focaliza en que su resiliencia permita al aparato militar llevar a cabo su misión.
Dicho de otro modo, al reducir la vulnerabilidad de la sociedad, aumentamos la eficacia de la maquinaria militar, limitando así la probabilidad de un ataque y así, reforzamos la disuasión. Pero empieza a haber voces que aseguran que la utilidad de las fuerzas convencionales capaces de conducir operaciones de gran envergadura (“major operations”) para la defensa colectiva, es limitada cuando nos enfrentamos a la guerra híbrida, por lo que incluso llegan a proponer un acuerdo “Berlín plus a la inversa” en el que la OTAN tenga acceso garantizado a las capacidades civiles y de inteligencia de la UE[16].

¿ESPACIO PARA LA COOPERACIÓN?
El hecho de que 22 Estados miembro de la UE pertenezcan a su vez a la OTAN (21 tras el Brexit) debería inducirnos a pensar que ambos enfoques son convergentes, pero como hemos visto, no es así. El enfoque de la UE es de manera sustancial un enfoque cooperativo y solidario, que además de reforzarla internamente, desea extender la resiliencia como proceso que promueva a su vez, el desarrollo sostenible de nuestros vecinos y de los vecinos de nuestros vecinos. Por su parte, la OTAN promueve la resiliencia entre sus miembros como medio de garantizar su eficacia operativa militar. Sin embargo, a pesar de que los fondos difieren, las formas se acercan, porque no cabe duda de que aumentar la resiliencia de las infraestructuras, instituciones y opinión pública europeas (por mencionar solamente tres ejemplos) redunda en una mayor y mejor resiliencia de la retaguardia de la OTAN, que a su vez redunda en el eficaz empleo de sus unidades militares y viceversa.
Por otro lado, sabemos una de las tres misiones fundamentales de la OTAN es la “seguridad cooperativa”[17], que según lo que hemos visto debería pasar necesariamente, entre otras cosas, por reforzar la resiliencia de sus socios no-miembros, lo que coincide con la visión de la UE, si bien esta última es bastante más ambiciosa y está mucho más estructurada en este aspecto.
Si tenemos en cuenta que enfrentarse a la amenaza híbrida, en el fondo y en la forma significa al fin y al cabo, gestionar asuntos de resiliencia social, esto debería abrir un amplio espectro de áreas para la cooperación, muchas de ellas contempladas en la “Declaración sobre la implementación de la “Declaración Conjunta”[18] (julio de 2016).   En dicho documento se enumeran 42 pasos específicos para impulsar la cooperación OTAN-UE[19]: ciberdefensa, gestión de crisis, cooperación marítima, ejercicios, industria e investigación, capacidades de defensa y otras.
De los 42 pasos, hay uno que específicamente menciona el “reforzamiento de la resiliencia”, comprometiéndose a “ser capaces de desplegar desde mediados de 2017, de una forma coordinada, expertos para apoyar a los Estados miembro de la UE y a los Aliados de la OTAN, previa solicitud a mejorar su resiliencia”. Este campo por sí mismo, debería abrir la posibilidad para una amplia cooperación sinérgica, ya que, como hemos visto, las visiones de ambas organizaciones son complementarias y en cierta manera se solapan.
En cualquier caso, la experiencia adquirida por la UE (que no cesa de acrecentarse por su continua puesta en práctica en múltiples escenarios nacionales y regionales) debería ser un atractivo para que la OTAN deseara estrechar la cooperación en este campo, beneficiándose de la misma.
CONCLUSIONES
El concepto de resiliencia fue más prematuro en la UE (2009-2012) que en la OTAN (2016), aunque se pueden buscar “antecedentes” en esta última, que se remontan a su fundación.
Si bien no existe una definición universalmente aceptada sobre el concepto de resiliencia, tanto la OTAN como la UE coinciden en lo fundamental de la misma, al focalizarse sobre la reducción de la vulnerabilidad de individuos, instituciones, estados y regiones.
Mientras que el concepto de la OTAN enfatiza la necesidad de garantizar la continuidad de los servicios de cada gobierno y la de los servicios básicos para la población, con el objetivo que estos apoyen eficientemente a sus medios militares que estén operando, queda claro que la resiliencia va mucho más lejos. La gran diferencia estriba en que la OTAN se focaliza principalmente sobre los miembros de la Alianza, en cuanto a su capacidad de garantizar que las fuerzas militares pueden desarrollar su actuación con eficacia, mientras que la UE posee un concepto más amplio y a la vez solidario, que abarca también a los estados de su entorno geoestratégico.
Así, la UE vela porque las iniciativas tengan en consideración el indisoluble vínculo entre desarrollo y seguridad, promoviendo la coherencia y la complementariedad de las políticas aplicadas.
Si bien ambos enfoques pudieran parecer divergentes, resultan complementarios y existe un amplio margen para la sinergia mediante la cooperación mutua, de la que la OTAN saldría netamente beneficiada, dada la mayor experiencia de la UE en el campo de la resiliencia en terceros estados. Pero la OTAN aporta un punto de vista que la UE no debería menospreciar, al enfatizar el objetivo de facilitar la operatividad de las operaciones militares, algo que redundaría en beneficio de la Política Común de Seguridad y Defensa de la UE.
Por último, no podemos olvidar que la opinión pública (ese gigante dormido que conviene vigilar cuando despierta) hay que ganársela, para ganar la confianza y el apoyo de la población en las reformas que los gobiernos deberían realizar para que sus sociedades sean más resilientes. La coordinación de ambas organizaciones a la hora de lanzar mensajes coherentes entre sí, resultaría un factor de enorme importancia.

Jose Luis Pontijas Calderón
Coronel de Artillería DEM
Doctor en Economía Aplicada (UAH)
Analista del IEEE
Bibliografía


[1] Estrategia de la UE para la reducción del riesgo de catástrofes en los países en desarrollo, COM 84 de 23 de febrero de 2009.
[2]Action Plan forResilience 2013-2020, disponible en: http://ec.europa.eu/echo/files/policies/resilience/com_2013_227_ap_crisis_prone_countries_en.pdf
[3]Afterthe EU Global Strategy, buildingresilience. Institutefor Security Studies; disponible en https://www.iss.europa.eu/content/after-eu-global-strategy-%E2%80%93-building-resilience
[4] Comunicación de Comisión al Parlamento Europeo y al Consejo “El planteamiento de la UE sobre la resiliencia: aprender de las crisis alimentarias”, de 3 de Octubre de 2012.
[5] Una visión común, una actuación conjunta: una Europa más fuerte. Estrategia Global para la política exterior y de seguridad de la Unión Europea.
[6] Comunicación de Comisión al Parlamento Europeo y al Consejo “El planteamiento de la UE sobre la resiliencia: aprender de las crisis alimentarias”, de 3 de Octubre de 2012.
[7] Para ello la UE ha desarrollado InfoRM, la primera herramienta global para medir el riesgo de crisis humanitarias y ayudar a prevenir, mitigar y prepararse para ellas, que es una fuente abierta.
[8] En 2015 la UE lanzó el denominado “ResilienceCompendium” con 29 ejemplos prácticos sobre resiliencia.
[9] Las iniciativas más importantes que ahora mismo se están desarrollando por la UE son: SHARE (SupportingHorn of AfricaResilience), AGIR (Global Alliance forResilienceInitiative) en el Sahel y África occidental. Además, la Comisión trabaja en un programa de reducción de desastres en África, Caribe y Pacífico, y en el programa Global Alliance Change Alliance.
[9] www.AtlanticCouncil.org/images/publications/The_European_Union_could_be_simple_inclusive_or_effective
occidental. Además, la Comisión trabaja en un programa de reducción de desastres en África, Caribe y Pacífico, y en el programa Global Alliance Change Alliance.
[10] www.AtlanticCouncil.org/images/publications/The_European_Union_could_be_simple_inclusive_or_effective
[11]Strategic Foresight Analysis 2015. Interim Update to the SFA 2013 Report. North Atlantic Treaty Organization, Headquarters Supreme Allied Commander Transformation; disponibleen: https://goo.gl/ApxPTt.
[12] http://www.nato.int/cps/en/natohq/official_texts_133180.htm
[13] NATO DefenseCollege, EinsenhowerPaper Nº 7, mayo 2017
[14]Ibíd
[15] Franklin Kramer, Hans Binnendijk, and Dan Hamilton, “DefendtheArteries of Society,” US News and WorldReport, 9 June 2015; http://www.usnews.com/opinion/blogs/world-report/2015/06/09/russia-ukraine-and-the-rise-of-hybrid-warfare
[16]ResearchPaper, NATO DefenseCollege, Nº 139, Septiembre 2017. Theevolution of theHybridThreat, and Resilience as a Countermeasure.
[17] Misiones fundamentales de la OTAN: defensa colectiva, gestión de crisis y seguridad colectiva.
[18] EU-NATO JointDeclaration, disponible en http://www.nato.int/nato_static_fl2014/assets/pdf/pdf_2016_07/20160708_160708-joint-NATO-EU-declaration.pdf
[19]Statementontheimplementation of theJointDeclaration, disponible en http://www.nato.int/cps/en/natohq/official_texts_138829.htm

viernes, 29 de septiembre de 2017

2017-Un notable cirujano en situación de riesgo

UN NOTABLE CIRUJANO
EN SITUACION DE RIESGO

                                   Eduardo C. Gerding



Coronel Médico James Michael Ryan OBE, OStJ
MB, BCh, BAO(NUI), MCh (NUI) (Universidad de Dublin), FRCS(Colegio Real de Cirujanos de Inglaterra),Hon FRCEM (CEM)( Miembro del Colegio de Medicina de Urgencias),DMCC (SoA)(Sociedad de Farmacólogos de Londres).
OBE (Orden del Imperio Británico en grado de Oficial)
OStJ (Oficial Hermano de la Venerable Orden de San Juan de Jerusalen).

CONDECORACIONES MILITARES:          

  • Medalla de las Naciones Unidas-Chipre(1973), 
  • Medalla del Servicio General-Operación Banner con Broche de Irlanda del Norte (1977),
  • Medalla del Atlántico Sur por la campaña en Malvinas con Roseta(1982), 
  • Medalla del Jubileo de la Reina (2002), 
  • Medalla del Servicio Operativo-Operación Veritas con Broche de Afganistán  y Roseta de Plata (2002), 
  • Medalla del Servicio de Reservistas Voluntarios (2002) y 
  • 1er Broche para VRSM (2007).


James Michael Ryan, el hijo de Neil Cornelius Ryan y Maura nació
el domingo 27 de mayo de 1945 en el distrito de Moyne (An Mhaighin) Tipperary, Irlanda. En 1946 la población de la parroquia era de 1712 habitantes (Comunicación de Mary Guinan Darmody). El condado (Contae Thiobraid Árann), situado en la provincia de Munster se llama igual que la ciudad de Tipperary y fue establecido en el siglo XIII poco después de la invasion Normanda de Irlanda. James fue bautizado en la parroquia de Loughmore. Cuatro años despues que James Michael naciera , Éire fue declarada oficialmente república despues del acta de 1948 de la República de Irlanda.

James tuvo un hermano fallecido en 2012 llamado Liam y cuatro hermanas más jóvenes: Mary, Kate, Bernadette y Grainne. Posteriormente la familia se trasladó al area de Dublin y vivieron parte en la pequeña ciudad de Bray y también en el condado de Wicklow.

James asistió al colegio Saint Brendan´s de la congregación de Irish Christian Brothers.
James y su hermano fueron pupilos en el Colegio Rockwell (Tipperary)
(1960-63)el cual supo tener entre sus alumnos a personajes destacados como los ex Presidentes Éamon de Valera y el Dr. Patrick Hillary y el ex senador del Fianna Fáil William Quirke.

En 1963 inició sus estudios de medicina en la universidad más grande de Irlanda: la Universidad de Dublin (UCD). Dicha universidad se originó en una entidad fundada en 1854 conocida como Universidad Católica de Irlanda siendo su primer rector John Henry Newman.
Muchos de los integrantes de la UCD, docentes y alumnos combatieron en la Guerra Irlandesa de Independencia. Una vez firmado el tratado Anglo-Irlandés, cuatro graduados de la UCD se incorporaron al gobierno del estado libre de Irlanda.
Los graduados de la universidad han tenido un gran impacto en la vida política irlandesa. Cuatro de los nueve presidentes de Irlanda y seis de los trece del Taoisigh han sido docentes o graduados de la misma.
James Michael Ryan se alistó en el Ejército británico en el medio de su carrera de medicina(1967). Al principio firmó por una comisión corta de 5 años pero llegó a hacer toda la carrera retirándose en 1994.

En 1970 se casó con Paula, terminó sus estudios de medicina e inició sus estudios de postgrado de cirugía en Londres obteniendo su título del Colegio Real de Cirujanos(FRCS) en 1978.

James Michael Ryan recibiéndose en 1970
El único medico de la familia. 
(Gentileza del Dr. James Michael Ryan)


La experiencia médica del Dr. James Michael Ryan antes del conflicto de 1982

En 1973 el Dr. Ryan fue comisionado a Chipre como Oficial Médico del Regimiento con el 1er Batallón de Paracaidistas afectado a tareas de las Naciones Unidas. Al año siguiente fue enviado a Kenya como Oficial Médico de Regimiento con el 1er Batallón de Paracaidistas en tareas Militares y Humanitarias. En 1974 se desempeñó como Oficial Superior en el Hospital Militar de Cambridge en el área de Accidentes y Emergencias y en  1975 en el area de Quemaduras y Cirugía Plástica.

Posteriormente se desempeñó en Cirugía General, Neurocirugía y Ortopedia en el Hospital Royal Herbert, Woolwich (Reino Unido). En 1977/78 fue Residente especialista asistente del Jefe en Cirugía General en el Hospital Militar Británico de Hanover (Alemania). Fue enviado a Irlanda del Norte donde se desempeñó como cirujano, MPH(Rama Militar del Hospital Musgrave Park de Belfast) en el Equipo Quirúrgico de Campo 55 (FST).

En 1979 fue Residente especialista Superior asistente del Jefe, en Cirugía General en el Hospital Británico de Rinteln (Alemania). In 1979/80 con el mismo cargo en Cirugía General en el Hospital The Hackney en Londres. Luego disertante en cirugía, Unidad Quirúrgica Profesional en el Hospital Saint Bartholomew de Londres y ,un año antes del conflicto de Malvinas, en Cirugía General en el Hospital Militar de Cambridge y en el Hospital Saint Peter de Chertsey (Reino Unido).


El Conflicto de 1982

En 1982 Ryan tenía rango de Mayor y era residente superior de cirugía en su ultimo año. Fue convocado para brindar servicio en el 55 Equipo Quirúrgico de Cámpo (FST) y enviado a Malvinas en el Queen Elizabeth. Primero fueron a Georgia del Sur y transportados al Norland arribando a las aguas del Estrecho de San Carlos el 31 de mayo. Ryan estuvo en Ajax Bay, Fitzroy y Puerto Argentino con el 55 FST.


El incidente del RFA 
(Flota Auxiliar Real) 
Sir Galahad


RFA  Sir Galahad (L3005)

El Sir Galahad era un barco de desembarco logistic (LSL) de 3322 toneladas construído por Alexander and Sons y botado en 1966. Podía llevar 340 tropas o 534 en caso de ser necesario por períodos cortos. Su capacidad de carga incluía 16 tanques ligeros, 34 vehiculos, 122 toneladas de combustible y 31 toneladas de municiones. Podían colocarse vehículos de desembarco en lugar de los botes salvavidas y su descarga era operada fundamentalmente por tres gruas de abordo. El Sir Galahad zarpó de la Base Naval de Devonport el 6 de abril con 350 Royal Marines e ingresó en las aguas del Estrecho de  San Carlos el 21 de mayo.

El ataque al RFA Sir Galahad en Bahía Agradable el 8 de Junio de 1982

El 8 de junio de 1982, mientras se preparaban para desembarcar a los soldados de la Guardia Galesa en Port Pleasant en las afueras de Fitzroy, el RFA Sir Tristam y el Sir Galahad fueron atacados por tres aviones A-4B Skyhawks de la V Brigada Aérea de la Fuerza Aérea Argentina. Cada avión llevaba tres bombas de 500 libras con espoletas de retardo.
El Teniente Carlos Eduardo Cachon(30)dio un vistazo a sus instrumentos y abrió la comunicación con los aviones que habían quedado a su mando. Reiteró las ordenes y se deslizó hacia las islas. Tenían que volar a gran altura y bajar casi al ras del agua apenas estuvieran sobre el objetivo. Todo en una maniobra muy peligrosa de apenas unos segundos. Cachon volaba el Douglas Skyhawk A-4B C-222 (ex USN A-4B BuAer 142752)  6 con tres bombas de 250 Kg. fabricadas en Argentina. Eran las que daban mejor resultado.
Fuerza Aérea Argentina 
Teniente Carlos Alfredo Rinke, Alferez Hugo Gómez y Ruben Vottero. 
En cuclillas: Capitán Pablo Marcos Carballo y el Primer Teniente Carlos Eduardo Cachon.
https://www.google.com.ar/search?q=Carlos+Cachon+picture&rlz=1C1AWFA_enAR753AR753&tbm=isch&tbo=u&source=univ&sa=X&ved=0ahUKEwjZ5ue4oLzWAhUBS5AKHdBMCgQQ7AkIMQ&biw=1680&bih=919#imgrc=BrxhRM7kT3LnbM:

Nota:

Cachón nació en 1952 en un campo cerca de Balcarce. Quince años más tarde su familia se trasladó a Mar del Plata y ahí terminó la escuela secundaria. Se preparaba para entrar en Medicina en La Plata cuando un amigo lo entusiasmó para ir a dar el examen a la escuela aeronáutica de Córdoba. "Fui porque me pagaban el pasaje y quería conocer una ciudad diferente", dice Cachón. Al amigo lo bocharon y él aprobó con muy buenas notas. En el 76 se convirtió en aviador. Cachon recibió el título honorífico de Ciudadano Ilustre dado por el Consejo de la Ciudad de Mar del Plata el 25 de Febrero de 2010.


Antes habían probado con bombas de 500 y 1000 Kg pero eran poderosas que traspasaban los barcos y explotaban en el agua. Era ya la media mañana y Cachon llevaba volando desde hacía casi dos horas. Había avanzado durante varias millas al ras del agua y la sal se le pegaba a la escotilla. Ahora estaba a gran altura para caer sorpresivamente sobre el blanco, pero no podía ver los barcos por la sal y la bruma espesa que cubría la bahía. De otro de los aviones viene el aviso esperado: ¡Están ahí, a la derecha, uno a cada lado de la península!

Los dos barcos aparecieron entre las nubes grises. Cachon dio la orden: tres de los cinco aviones irían sobre la izquierda y atacarían al Sir Tristam. El suyo y otro de los Skyhawks lanzarían sus bombas contra el Sir Galahad. 10

El soldado de la infantería galesa Simon Weston (20) oriundo de Caerphilly District, Miners Hospital en Caerphilly, Gales ya estaba listo. 

Tenía su mochila cargada y estaba recibiendo las ordenes de un teniente: Tenemos que tomar la altura de Sapper Hill para encaminarnos directamente a Puerto Stanley. En ese momento sintió el primer sacudón.

La primera bomba había pegado sobre la escotilla pero estalló a casi un kilometro de distancia, sobre la playa. La segunda bomba del primer avión argentino tuvo la misma suerte. Cachon vio la acción y decidió bajar un poco más para apuntar directamente al sector de máquinas del navío. Era peligroso porque estaba al alcance de la artillería británica, pero imprescindible para que las bombas alcanzaran el blanco. Cachon tomó la manivela que libera las bombas y esperó estar casi sobre el Sir Galahad. 10

Lanzó la primera y la segunda casi al mismo tiempo. Vio como llegaban a la proa y explotaban sobre la cubierta. La tercera fue directamente al centro del barco, en la zona de máquinas. La cabeza explosiva traspasó la primera cubierta y llegó a la segunda, donde estaban los soldados listos para desembarcar. La explosión se produjo en forma directa sobre dos camiones cargados con combustible para misiles. En un segundo todo fue rojo, amarillo y hervía. ¨Se convirtió en un infierno. Era sangre, defensa y fuego. Mucha sangre derramada¨ recuerda Simon Weston. Cachon se elevó y no supo más nada. De otro avión le aseguraron que le había pegado al barco, pero él no pudo ver nada. Se tenía que alejar lo antes posible porque seguramente ya estaba en el radar de los aviones británicos que se acercaban.
El sobreviviente del Sir Galahad  Steve Dawkins de Caerau, cerca de Maesteg, recuerda como el buque fue impactado por las tres bombas de 500 libras.16

Weston fue alcanzado de lleno por el fuego. El calor era tan intenso que derretía la suela de las botas. Trató de alzar a un compañero herido, pero ya no tuvo fuerzas.

Tenía buena parte del cuerpo quemado. Alguien lo empujó hasta la cubierta superior. Solo recuerda que en un momento dado apareció un helicóptero para rescatarlo. 10

Descripción del Dr James Michael Ryan 8,12,13

Una reflexión personal debe incluir el bombardeo de la RFA logística barcos RFA Sir Tristam y Sir Galahad que tuvo lugar en la mañana del 8 de junio. El Sir Galahad llegó del asentamiento en Fitzroy transportando compañías de fusileros de la Guardia Galesa y elementos de la 16a Ambulancia de Campo incluyendo los dos equipos quirúrgicos de 55 FST. El barco debía haber fondeado en Bluff Coves a unos 5 kilómetros de distancia, pero no podía llegar por el  estrecho cañón a la playa de desembarco planeada. Por razones más allá de esta revisión, el desembarco en Fitzroy se retrasó.
Algunos elementos de la 16ava Ambulancia de Campo incluyendo el equipo Nº 1 de 55 FST (equipo del Major Jackson) llegaron a tierra, pero el resto de las tropas, incluido el equipo del autor (equipo Nº 2 55 FST) se quedaron a bordo. Habiendo transcurrido 25 años esto parece surrealista. Al irse la 16ava Ambulancia de Campo y el equipo de David Jackson, el autor y un grupo de otros Oficiales se retiraron a la Sala de Guardia.

Almorzamos y el grupo permaneció en la sala confortado por tragos de whisky, café caliente y una dudosa película proyectada en el monitor de TV. Un rato después y sin previo aviso (el autor todavía está inseguro acerca de los horarios) el Sir Galahad y el Sir Tristam fueron bombardeados por aviones argentinos. Se produjo el caos. Fuimos arrojados de nuestros asientos por las explosiones. No estábamos lesionados, pero si atrapados en una habitación a oscuras y llena de humo. Fuimos rápidamente rescatados por un Segundo Teniente anónimo de la Guardia Galesa quien encontró una escotilla detrás de la barra la cual conducía a un pasillo hacia la cubierta abierta que mostraba un imagen confusa.

Rápidamente nos dimos cuenta de que un gran número de nuestros camaradas habían muerto y había un número mayor de heridos; la mayoría de ellos en la cubierta del tanque que había recibido el impacto directo. También murieron otros que habían salido a tomar aire.

Entre los muertos estaba el mayor Roger Nutcam, segundo al mando de la ambulancia de campo 16, el teniente coronel Jim Anderson, oficial que comandaba el 55 FST .Un anestesista sin equipo, que había estado afuera resultó gravemente herido. Todos los equipos de la FST, junto con gran parte de las 16 tiendas de la Ambulancia de Campo, fueron destruidos.

La nave fue abandonada, muchos, incluyendo el autor, trepaban a los botes salvavidas. Otros fueron transportados directamente por el helicóptero que sobrevolaba la cubierta. Los pilotos de los helicópteros y sus tripulaciones mostraron una gallardía extrema . El barco estaba en llamas y la munición que explotaba era impulsada hacia los helicópteros de rescate.

Los sobrevivientes llegaron a Fitzroy y fueron asistidos por el personal en tierra. El autor recuerda que  el Suboficial Segundo Les Viner del Cuerpo Médico Real del Ejército lo cubrió bajo un montículo de turba mientras fumaba su cigarrillo y bebía whisky de su cantimplora. Durante un lapso de tiempo fui incapaz de brindar ayuda directa para el rescate. Es interesante reflexionar sobre la exactitud de los textos que describen los acontecimientos históricos, incluso después de acaecidos los mismos. El autor tiene un libro titulado ¨Las cicatrices de la guerra¨ de Hugh McManners camarada del conflicto. El mismo, cuando describe el episodio del Sir Galahad (que le fuera contado por alguien que estaba en EE.UU. en el momento del ataque!) sitúa al autor en tierra y al equipo de David Jackson abordo siendo que fue todo lo contrario. Hay que ser muy cauteloso y observar veracidad y exactitud cuando se escriben obras históricas.



/www.google.com.ar/search?q=Foto+Weston+y+Cachon&rlz=1C1AWFA_enAR753AR753&tbm=isch&imgil=UIPmqFksBn7oeM%253A%253BSzcRtSplwD-x2M%253Bhttp%25253A%25252F%25252Fwww.fotolog.com%25252Fmalvian



Hay diferencias que distinguen a los veteranos Skyhawk A-4 B y C entre sí. Por ejemplo en el C el motor es algo más potente, 103% contra 100% del B. El C tiene un sistema distinto de horizonte artificial, tiene dos afustes más (subalares) para carga de material bélico, el depósito de oxigeno en el C tiene una capacidad de 10 Litros contra los 5 del B. exteriormente, a simple vista los distingue el tipo de pintura. 2,15

Infierno: El Sir Galahad el 8 de junio de 1982
www.google.com.ar/search?q=RFA+Sir+Galahad+picture&rlz=1C1AWFA_enAR753AR753&tbm=isch&imgil=OJfHlTlljyVIQM%253A%253BMOGXbA8HYFTJ3M%253Bhttp%25253A%25252F%25252Fwww.bbc.co.uk%25252Fnews%25

El 21 de junio el casco fue remolcado al mar por el R.M.A.S remolcador Typhoon y hundido por el HMS Onyx. Actualmente es una tumba oficial de Guerra y como tal protegida por el Acta Militar de Protección de Restos.

Las bajas
Murieron 56 personas incluyendo Guardias Galeses, tres oficiales de la RFA y dos tripulantes chinos. Hubieron 150 heridos. 4,5,7
El electricista Leung Chau y el carnicero Sung Yuk-fai ambos de Hong Kong perecieron por las llamas, las explosiones y el humo tóxico que pronto inundó las cA eso hay que agregarle otros dos hombres de Hong Kong, los marineros Yeung Shui-kam y contramaestre Yu Sik-chi quienes fallecieron a bordo del RMA Sir Tristam durante el bombardeo. Esta constituye la cifra más alta de bajas acaecida por un único ataque en la guerra de 11 semanas. 14
La televisión de la BBC registró las imágenes de los helicópteros de la Royal Navy desplazándose entre el humo espeso para transportar los sobrevivientes de las unidades de desembarco que presentaban quemaduras. Estas imágenes fueron vistas en todo el mundo.
El Capitán del Sir Galahad, Philip Roberts esperó hasta el último momento para abandonar el barco 
y fue el último en irse. Le otorgaron la DSO por su liderazgo y coraje. 
Fue uno de los dos únicos Oficiales Mercantes condecorados después de la Segunda Guerra Mundial. 5

El cocinero del buque Cheung San-fan, oriundo de la isla de Hainan, habló de su trauma a una pequeña audiencia. Fue un relato de pobreza y refirió que después del conflicto recibió un tratamiento injusto y negligente. Aceptó la cirugía que se le ofreció por la desfiguración de su cara, manos y piernas dado que temía el rechazo de su comunidad por su aspecto. Un temor que resulto justificado. De los 10 chinos lesionados, Cheung fue el que sufrió más.
Chiu Yiu-Nam (nacido en 1949) marinero del RFA Sir Galahad , oriundo de la provincia de Guangdong, China continental, se dio cuenta de que habían soldados atrapados en el interior de la nave. Llevaba un traje protector de amianto, se abrió camino entre el humo y las llamas hasta las entrañas de la nave, donde constató escenas de confusión y devastación. Después de rescatar un hombre, volvió por otro. Continuó llevando a los hombres hacia la seguridad hasta confirmar que no había nadie vivo. Sólo entonces obedeció la orden de abandonar la nave.

En 1983, accedió a volar desde Hong Kong a Londres, donde la Reina lo condecoró con la Medalla George. Se retiró de la RFA en 1989 por razones de salud, y vivió en silencio con su madre y su hermano menor en Hong Kong. Chiu Yiu-Nam declinó una invitación a volar a Londres para el 25avo aniversario del conflicto de Malvinas.

Los marineros locales como Chiu no reciben pensiones. Para cuando Chiu Yiu-Nam falleció dependía de la asistencia financiera mensual del gobierno de Hong Kong. Su cremación , el 24 de febrero de 2012 ,fue pagada por la rama de Hong Kong y China de la Royal British Legión. 3

Simon Weston sufrió un 46 por ciento de quemaduras y su historia ha sido ampliamente reportada en la televisión y la cobertura de periódicos. Weston sufrió años de cirugía reconstructiva, incluyendo más de 70 intervenciones  quirúrgicas. La piel de sus hombros se utilizó para rehacer los párpados y su nariz se injertó en una operación posterior. Sufrió un trauma psicológico, se entregó a la bebida y tuvo tendencias suicidas. Weston admite que su comportamiento durante este tiempo fue "terrible".

Su madre lo ayudó a superar el cuadro y lo reunió con su antiguo regimiento. El regimiento no lo sobreprotegió  (especialmente Glen White, quien supo dirigir el equipo de rugby de los Guardias Galeses). Weston dice: ¨Me obligaron a ver lo inevitable y ser positivo sobre todo, especialmente sobre mi futuro ".

Weston se reunió con el primer teniente Carlos Cachon, el piloto argentino que dejó caer la bomba que causó sus heridas y aseguró que mantiene una amistad con el mismo. 11. El soldado galés dijo que "el piloto argentino estuvo con él desde entonces y siguen siendo muy buenos amigos". En un diálogo con la revista local Radio Times, dijo: "Compartimos una fracción de segundo en el tiempo, nuestros países estaban en guerra y después de hablar con él, me dijo que no sabía que había tanta gente en el barco. El vestía el uniforme de su país y fue muy bueno en su trabajo ". 9

Simon Weston y el Capitán(Ret)Carlos Cachon

www.google.com.ar/search?q=Foto+Weston+y+Cachon&rlz=1C1AWFA_enAR753AR753&tbm=isch&imgil=UIPmqFksBn7oeM%253A%253BSzcRtSplwD-x2M%253Bhttp%25253A%25252F%25252Fwww.fotolog.com%25252Fmalvian

Weston dijo: "No puedo disfrutar de la vida si me retuerzo en el odio y la amargura. He aprendido que uno no puede permitirse el lujo de llevar ese tipo de bagaje. Si lo hace, lo destruirá. " No estoy interesado en la guerra. "No estoy interesado en las reuniones, o reunirme con los viejos camaradas, dándonos palmaditas en la espalda, y diciéndonos: Hicimos un buen trabajo no?" ¿Qué trabajo, disparar, matar y bombardear?  "Usted encontrará que en un conflicto no hay  nada victorioso o glorioso ." Existen dos grupos de soldados: los perdedores y los perdedores. "Es sólo una cuestión de quién pierde más  . No hay ganadores ". 1

Diez años después de que el Sir Galahad fuera hundido, a Weston le fue otorgada la Orden del Imperio Británico. Otro sobreviviente fue el consultor de inteligencia Crispin Black.

Análisis

Muchos relatos de ese trágico día han sido examinados y registrados públicamente. Los mismos evidencian una mezcla de heroísmo, horror y también de errores militares tales como la mala comunicación, los malentendidos, la rivalidad entre los servicios y la incompetencia burocrática. 14.

El relato escalofriante del ataque contra el Sir Galahad durante la Guerra de las Malvinas ,que consta en el diario del comandante, ha sido recientemente revelado y desclasificado para los Archivos Nacionales. En la bitácora el ataque se registra a las 5.05 pm, pero figura que los hombres deberían haber dejado el buque mucho antes. 16

El Oficial Comandante Teniente Coronel John Rickett, que formó parte de la 5ta Brigada de Infantería de la Fuerza de Tarea británica escribe: "Habían estado listos para marchar a las 1100 horas, pero los problemas con las embarcaciones de desembarco los habían retrasado". El ex técnico médico de combate que estaba con la 16ª Ambulancia de Campo dijo: "Era una polla habíamos visto aviones argentinos bajar en el Callejón de las Bombas en el Estrecho de San Carlos y estaban mejorando día a día, pero los oficiales seguían discutiendo sobre qué descargar primero y dijeron que no nos preocupáramos ".16






Londres 2017-Dr James Michael Ryan y el autor.

Agradecimientos

  • Margaret O´Sullivan y Mary Guinan Darmody, Tipperary Studies, Tipperary County Council , Biblioteca, The Source, Thurles, Condado de Tipperary (República de Irlanda)


Bibliografía


  1. BBC News-UK:Wales-Weston on war: There are no winners-Nov 8, 1999. http://news.bbc.co.uk/2/hi/uk_news/wales/505108.stm
  2. Carballo, Pablo-Dios y los Halcones- Editorial Revista Siete Dias.I.S.B.N : 987963361X
  3. Chi Yiu Nam-Obituary-The Telegraph-07 Mar 2012 http://www.telegraph.co.uk/news/obituaries/9129584/Chiu-Yiu-Nam.html
  4. Crew of RFA Sir Galahadhttp://www.family-announcements.co.uk/localworld/view/1425323/crew-of-rfa-sir-galahad
  5. Eckersall, Faith-Falklands hero´s courage under fire-25th September 2010 http://www.bournemouthecho.co.uk/news/8413813.Falklands_hero_s_courage_under_fire/
  6. El Tordillo-Un avión A4B Skyhawk famoso- https://www.facebook.com/notes/fuerza-a%C3%A9rea-argentina/el-tordillo-un-avi%C3%B3n-a-4b-skyhawk-famoso/790523804311783/
  7. Hickman, Kennedy-Learn about the Falklands war-ThoughtCo.Aug 7,2017. https://www.thoughtco.com/the-falklands-war-an-overview-2360852
  8. Jackson, DS, Batty, CG, Ryan JM, McGreggor WSP-The Falklands War-Army Field Surgical Experience. J R Army Med Corps 153(1):23-24.
  9. Malvinas: La historia de amistad entre un soldado británico y el argentino que bombardeo su buque-Noticias 2 de abril 2017. http://telefenoticias.com.ar/actualidad/malvinas-la-historia-de-amistad-entre-un-soldado-britanico-y-el-argentino-que-bombardeo-su-buque/
  10. Malvinas vidas cruzadas, vidas paralelas-El que arrojó la bomba y el que recibió el impacto. Clarín- Domingo 8 de abril 2007.
  11. Rix, Juliet-Just another dad-The Guardian, 2 Jun 2007
  12. Ryan, JM-A personal reflection on the Falkland Islands war of 1982-J R Army Med Corps 2007 ; 153:88-91.
  13. Ryan JM-Commentary on the Falklands War-Army Field Surgical Experience-Ann R Coll Surg Eng 1983 ;65: 281-5
  14. Simpson, Peter-The war within-South China Morning Post-10 June 2007 http://www.scmp.com/article/596179/war-within
  15. Vivencias, recuerdos y experiencias de un piloto de combate-Defensa Nacional y del Mundo-Entrevista al Capitán (RE)Carlos Cachon- http://defensanacional.argentinaforo.net/t2049-carlos-cachon-vivencias-recuerdos-y-experiencias-de-un-piloto-de-combate
  16. Williamson, David-Chilling account of Sir Galahad attack reveals soldiers   should have left ship –WalesOnline-28 Dec 2012. http://www.walesonline.co.uk/news/wales-news/chilling-account-sir-galahad-attack-2015148